Este estudio nace de la motivación de conocer y reflexionar sobre las necesidades de los actores logísticos y de transporte para adaptarse a las necesidades de la distribución de úlitma milla (DUM) y los nuevos modelos de reparto, a través de nuevos formatos de vehículo.

Las ciudades se encuentran inmersas en un proceso de transformación de la movilidad que supone un cambio en el modelo de desplazamiento ubano, que afecta tanto a ciudadanos como a cualquier otro agente que requiera desplazarse. El transporte y reparto de mercancías, como uno de los principales flujos de desplazamiento en las ciudades, no es ajeno a este cambio. Los nuevos modelos de consumo están llevando de la mano la irrupción de nuevos modelos de entrega y reparto, en los que la calidad del servicio al cliente, la flexibilización de opciones de entrega y la búsqueda de soluciones sostenibles son protagonistas, sin perder la perspectiva de la rentabilidad: la reducida rentabilidad marginal de las entregas de última milla y los bajos márgenes con los que opera tradicionalmente este sector. 

Consorcio